Reseña histórica

La hermandad es de reciente creación, pues se fundó en 1945, en plena posguerra. Nace dentro de la Compañía de Jesús, que tenía su sede junto a su casa profesa, en la iglesia del Sagrado Corazón, en la calle Jesús del Gran Poder. La orden de San Ignacio dentro de su acción pastoral, para conseguir la atracción, formación y perfeccionamiento de los jóvenes, tenía establecidas por entonces en Sevilla, sobre 1940, tres congregaciones mariana:

– Los luises, integrada por estudiantes adultos.

– Los Kostkas o Estanislaos, reunían a niños y adolescentes

– Los Javieres que aglutinaba trabajadores más o menos jóvenes. Ocupando locales colindantes con la residencia de los Jesuitas, en la calle Jesús del Gran Poder.

Las tres congregaciones bajo el manto de la Inmaculada y cada una de ellas con el patrocinio de sus patronos: San Luis de Gonzaga, San Estanislao de Kostka y San Francisco Javier. Sobre el periodo 1940-1945 regentaban la Iglesia del Sagrado Corazón, los padres jesuitas Pedro Ayala, Antonio Luque y José Luis Díez.

La congregación de los Javieres estaba dirigida espiritualmente por el padre José Luis Díez Gutiérrez-O’Neill. Se empieza a fraguar la idea de una Hermandad, es en 1945 cuando se encargan las imágenes titulares. El acuerdo de la fundación de la hermandad se plasmo sobre 1946 y desde entonces se consideró un hecho consumado.

Le sustituye en la congregación el Padre Trenas, quien llegará a ser el primer Director Espiritual de la Hermandad cuando, les fueron aprobadas las Reglas por Bueno Monreal el 21 de junio de 1955, acordándose el día de la salida el Martes Santo, por coincidir con el nacimiento de San Francisco Javier, 7 de abril de 1506, que era Martes Santo.

En 1956 estaba previsto que una representación de nazarenos con varas y estandarte acompañara a la hermandad del dulce nombre, pero no fue posible a causa de la lluvia. Pero aceptó la invitación de la hermandad de la Soledad de San Lorenzo, y lo hizo el sábado santo.

Realizó su primera estación de penitencia el 16 de abril de 1957, sólo el paso de Cristo, siendo capataz Manuel y Eduardo Bejarano, siendo sustituidos en 1977 por hermanos costaleros.  

Salida Extraordinaria

En 1980 se cumplieron las bodas de plata de la fundación de la hermandad y de la aprobación de las primeras Reglas, con tal motivo, se organizó diversos actos culturales, entre ellos el llamado “martes pasional de Sevilla”, con la intervención de hermanos, D Manuel Garrido López, D Ricardo Mena Bernal-Romero y D José Antonio Lencina Jiménez, conferencias pronunciadas por destacados cofrades.

Un Triduo en la Parroquia de Omnium Sanctorum los días 19, 20 y 21 de noviembre y el 22 fue trasladada María Santísima de Gracia y Amparo a la Catedral bajo palio donde presidió una función solemne en el trascoro, presidida por el párroco de la Real Parroquia.

Para esta salida lució manto de terciopelo azul liso y la Hermandad de Pasión cedió unas mallas de hilo de plata, que hicieron la función de respiraderos.